11 Oct

El ambiente también está contaminado con antibióticos

Artículo de Caty Ordóñez, periodista cuencana

La resistencia a los antibióticos ha sido declarada por la Organización Mundial de la Salud, OMS, como una de los diez problemas de salud que enfrenta la humanidad y que deben ser superados con urgencia. El uso inadecuado de antibióticos en la salud humana, animal y vegetal han acelerado la resistencia.

Según estimaciones, alrededor del 70% de los antibióticos que se producen a escala global son utilizados en la crianza de animales, como promotores del crecimiento o como tratamiento profiláctico para compensar las malas condiciones de crianza animal.

En ese contexto, ReAct Latinoamérica, programa que trabaja en la región promoviendo acciones para la contención de la resistencia bacteriana a los antibióticos, junto con organizaciones sociales de América Latina, preocupadas por los impactos que tienen el uso inadecuado de antibióticos y la diseminación de la resistencia a través de los sistemas alimentarios, organizaron un foro virtual en el que se abordó con personas expertas y académicas, así como representantes de los organismos multilaterales, acerca de la cría intensiva de animales, el uso de antibióticos y la resistencia bacteriana.

El foro

Carola Cedillo, pediatra cuencana especialista en Infectología fue la primera expositora del panel internacional virtual “Cría Intensiva de animales y resistencia bacteriana a los antibióticos”, organizado por React Latinoamérica.

Cedillo manifestó que varias enfermedades que afectan a los humanos están estrechamente relacionadas con otras especies y que podríamos definir a la resistencia bacteriana a los antibióticos, como la capacidad de una bacteria para sobrevivir a concentraciones de antibióticos que inhiben a otras de la misma especie, es decir la pérdida de la eficacia de los antibióticos.

Arturo Quizhpe, coordinador regional de React Latinoamérica, señala que la pérdida de efectividad de los antibióticos, tendría graves implicaciones en el funcionamiento de la medicina moderna, porque un mundo sin antibióticos significa volver a una época sin trasplantes de órganos, sin prótesis de cadera, sin muchas cirugías que hoy son de rutina. Un mundo sin antibióticos implicaría millones más de mujeres que mueran durante el parto, imposibilidad de la quimioterapia para el cáncer, etc.

Sin un cambio radical en el uso de antibióticos, la resistencia a los antibióticos se convertirá en una de las mayores amenazas para la humanidad, para la seguridad y para la economía global, señala Carola Cedillo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que si no se toman medidas ya, para el año 2050 prácticamente la totalidad de los antibióticos serán ineficaces para prevenir y tratar enfermedades humanas.

¿Por qué se usan antibióticos en la cría intensiva de animales?.

Francesca Schiaffino, veterinaria, epidemióloga y docente de la Universidad Cayetano Heredia de Perú, indicó que los reportes actuales indican, que del 70 a 80% de los antibióticos en Estados Unidos se aplican a los animales. 

Los seres humanos consumimos esta carne, que ya tienen resistencia a los antibióticos y también originamos el problema.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó una lista de antibióticos de importancia crítica para la salud animal, como el Campylobacter, que es la principal causa bacteriana de diarrea en niños, en países en vías de desarrollo. 

Los investigadores dicen que la bacteria Campylobacter se introduce en los seres humanos por medio del consumo de la carne de pollo.

Lucas Alonso, investigador posdoctoral del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina fue otro de los expositores, quien explicó que los antibióticos que se aplican a los animales, tienen varios usos: el terapéutico es para tratar enfermedades de manera efectiva, pero también tienen un uso preventivo, para contrarrestar el hacinamiento y la poca de higiene en la cría de animales de forma intensiva; y por último como promotor de crecimiento, para acelerar su producción y venta.

Una gran parte de los antibióticos  que consumen los animales, no se asimilan y se eliminan por medio de las excretas. En China en 2015, 46.000 toneladas de antibióticos fueron excretadas por animales, especialmente en la cría de cerdos.

No hay sistemas de tratamiento efectivos para eliminar los antibióticos de estos desechos, y además en países subdesarrollados, estos sistemas no tienen la capacidad para eliminarlas de forma adecuada, y el rebalse puede alcanzar cuerpos de agua cercanos y contaminarlos.

Luego de China, los mayores contaminadores son Estados Unidos, Canadá, parte de Europa. De América Latina no hay información sobre este tema, dijo.

En Argentina se hicieron estudios, donde se vio que los afluentes de agua pequeños y grandes, cerca de sitios de cría de pollos, cerdos y ganado vacuno, presentaron los niveles más altos de contaminación por antibióticos, porque reciben excretas crudas. Se conoce que 6 de cada 10 cursos de agua presentaron por lo menos 1 antibiótico en su composición.

La reutilización de estos desechos  como abonos en campos de cultivo, es otra forma de contaminación.

El coronavirus y la ganadería intensiva

Colin Nunan, asesor científico de “Aliance to save our antibiotics”  cofundada por Soil Association Compassion in World Farming and Sustain UK”, expuso el tema “El coronavirus y la ganadería intensiva”. 

Aquí se exploraron las conexiones entre las enfermedades emergentes, la ganadería intensiva y el uso de antibióticos en el contexto de la pandemia de la COVID-19.

Al igual que en los brotes del SARS, el MERS y el Ébola, la vida silvestre parece estar involucrada en la emergencia de la COVID-19.

Los científicos sostienen, cada vez más, que el creciente número de patógenos transmitidos a los seres humanos por la fauna silvestre está relacionado con la pérdida de biodiversidad: el crecimiento de la población, la apertura de carreteras, la tala de bosques y la minería están trastornando gravemente los hábitats, “hacinando” a los animales salvajes, poniéndolos en contacto cercano con asentamientos humanos y, por ende, creando más oportunidades para la transmisión de enfermedades.

Sin embargo, la principal causa de la pérdida de hábitats y biodiversidad es la expansión de la frontera agrícola, debido a la eliminación de bosques para la siembra de pastos o cultivos comerciales, incluyendo alimento para el ganado criado intensivamente.

Algunos científicos están pidiendo reforzar la vigilancia epidemiológica del ganado, particularmente de los chanchos, para determinar si el nuevo virus puede propagarse en estos animales y, desde ahí, saltar a los humanos.

Una razón para enfocarse en los cerdos, es que los coronavirus son los causantes de serios problemas de salud en las granjas intensivas de cerdos y desde allí están emergiendo nuevas cepas de virus.

La salud y la resiliencia deben estar en el centro de nuestros sistemas agroalimentarios, para ayudar a salvaguardar los antibióticos y evitar brotes de enfermedades enormemente perjudiciales. Pero si en vez de eso, escogemos incrementar los criaderos intensivos de animales, puede ser sólo una cuestión de tiempo antes de que afrontemos la próxima pandemia.

Se debe mejorar la vigilancia integrada

Margarita Corrales, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) manifestó que están trabajando intensamente con los países del área, para mejorar una vigilancia integrada, que no solo incluya la vigilancia clínica de salud humana, sino también la salud animal y los alimentos de origen animal. Estamos implementando un proyecto financiado por la Unión Europea que incluye todas las etapas, indicó.

Están intentando ayudar a los países, para ver sus planes de acción para una vigilancia integrada y mejorarlos, para que no queden brechas, porque aún no se tiene un control de los antibióticos, cuáles son y cómo se venden.

Con este proyecto están trabajando con Brasil, Uruguay, Argentina, Paraguay,  Chile, Perú y Colombia, porque muchos de ellos son grandes exportadores de carne a la Unión Europea, y por eso están trabajando para se mejore esta vigilancia.

El proyecto es parte de una alianza tripartita que trabajamos con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE). La FAO se encarga del buen uso de antimicrobianos a nivel de granja, la OIE de la regulación y compilación de datos, para la venta y uso de antimicrobianos a nivel del país.

Almacenes agropecuarios expenden antibióticos en sobres multivitamínicos como promotores del crecimiento.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) está detectando esta interacción entre las cepas resistentes en humanos y a nivel veterinario, y también estamos tocando el tema ambiente, porque no se está haciendo mucho a este nivel, pero es un gran problema, dijo.

Entonces están contactando con los Ministerios de Medioambiente, para que se unan y poco a poco,  lo integren dentro de sus planes de trabajo. Agricultura ya está concienciado y con Salud también estamos en ello, porque hay muchos temas, donde también está incluida la industria farmacéutica, los veterinarios tienen que cambiar sus prácticas y adoptar otra visión de la problemática en sí, explicó.

El uso de agroquímicos

Damián Marino, investigador y docente de la Universidad Nacional de La Plata-Argentina, que viene trabajando con el uso de agroquímicos, contó que tanto el problema de los antibióticos como de los plaguicidas es el mismo. 

Estamos frente a un dilema donde así como el uso del plaguicida genera especies resistentes y cada vez lleva a mezclas más complejas y a mayores dosis, con el tema del uso de antibióticos en la cría animal, estamos en una equivalencia del modelo, donde hay que aumentar las dosis y mezclarlo con otras sustancias. En los dos casos, somos nosotros los receptores de esas situaciones y creemos que todavía no hemos captado la dimensión, porque nos vemos como un universo aparte, cuando en realidad  somos parte de una biósfera, que tiene alterados los equilibrios, y va a evolucionar a una nueva situación de equilibrio natural, con o sin nosotros.

Hay muchos estudios que están apareciendo a nivel internacional, cuando uno mira el sistema completo de estos combos de producción, porque el antibiótico se le agrega al modelo, pero el balanceado está fundado en granos, en insumos que vienen de sistemas de producción transgénica y de base química, entonces le agregan el antibiótico. 

La salida es el cambio del modelo, pero esto no va a cambiar en un año o dos, tienen que ser políticas de Estado, orientadas a ir reduciendo el uso de a poco, y concentrar los sistemas de producción.

Alternativas para un cambio 

Sobre la pregunta de Soledad Barruti, comunicadora argentina que fue moradora del panel, de si en Europa hay granjas que han modificado ciertos patrones industriales, por ejemplo criaderos de pollos, y grandes marcas que han planeado salidas al uso de antibióticos. 

Colin Nunan respondió que un claro ejemplo es en Suecia con la producción porcina, porque destetan a los lechones entre una y dos semanas más tarde, y estos cambios en la producción sí se han visto reflejados en la disminución del uso de antibióticos.

En Holanda se comunicó a los consumidores que el sistema intensivo de producción de pollos de carne, era sumamente perjudicial para la salud del pollo, porque crecían en 5 semanas y esta campaña en los medios, hizo que los supermercados decidan reducir la compra del producto.

Esto ocasionó que los demás supermercados también pidan un pollo que crezca de manera más lenta, sin embargo, en Holanda la mayor parte de la producción de pollos se exporta, y ahí sí venden el pollo de crecimiento más rápido.

Se comparó el uso de antibióticos en los dos tipos de producciones, y se vio que los que producían más rápido, usan tres veces más antibióticos, que los que son de  crecimiento más lento.

¿Cuán importante y cuál es el efecto de los antibióticos sobre la salud del microbioma humano?

Arturo Quizhpe indica que los antibióticos no afectan solo a nuestro ambiente externo, no solo contaminan el aire, el agua, el suelo, ejercen presión selectiva y generan resistencia bacteriana, sino que también afectan nuestro cuerpo, al conjunto de seres invisible que habitan nuestras superficies e interior del cuerpo y afectan al microbioma. En los últimos años, se han realizado mayores esfuerzos para comprender el microbioma y cómo los antibióticos producen cambios en él. 

Un informe de La Escuela de Higiene y Medicina Tropical de la Universidad de Londres, explica que el intestino humano contiene una amplia gama de “bacterias buenas” llamadas microbioma, que aseguran una digestión saludable. Desafortunadamente, el uso generalizado de antibióticos y los cambios en las dietas, han causado estragos en el delicado ecosistema del intestino humano. Agotadas las bacterias buenas, las personas tienen problemas en la digestión, e inmunidad reducida frente a las infecciones. 

Necesitamos un abordaje integral que relieve el rol del medioambiente, el mal uso de los antibióticos, y sus efectos en los diferentes ecosistemas.Necesitamos superar la metáfora de la guerra contra las bacterias, reconocer y comprender las intersecciones entre los seres humanos, los animales, las plantas y el medio ambiente. Afrontar la resistencia como un problema de salud pública a través de un abordaje múltiple, con la participación de todas las disciplinas y áreas implicadas, confiados de que la Salud es una Sola, la Salud de la Madre Tierra.

Caty Ordóñez

Comunicadora Social con más de 16 años de experiencia en Periodismo, en diario El Mercurio. Ha trabajado también en importantes medios escritos y televisivos de la región como Diario El Tiempo y ETV Telerama.

20 Sep

Panel Internodal ‘Cría Intensiva y Resistencia Bacteriana a los Antibióticos’

El uso excesivo de los antibióticos en seres humanos, el uso en la agricultura y el uso inadecuado en los animales, contribuye sustancialmente al problema de resistencia bacteriana en la salud humana, una de las amenazas de salud pública más apremiantes del mundo según la Organización Mundial de la Salud y otros organismos internacionales de salud.

La amplia mayoría del uso de antibióticos en animales no es intermitente, ni para tratar infecciones; los animales son alimentados regularmente con antibióticos para acelerar su crecimiento, y para compensar las condiciones inadecuadas de crianza y hacinamiento, generadas por los sistemas de producción masiva como los corrales de engorde (feedlot).

Antibióticos de importancia crítica para los seres humanos

Muchos de los antibióticos utilizados en animales destinados a la producción de alimentos son idénticos o están estrechamente relacionados con los utilizados en el ser humano. El uso de los antibióticos en animales destinados a la producción de alimentos puede llevar a la selección y propagación entre ellos de bacterias resistentes a los antibióticos, que después pueden transmitirse al ser humano a través de los alimentos y de otras vías.

Adicionalmente, al incluir antibióticos dentro de la alimentación de los animales, el mayor porcentaje son excretados a través de la orina y de las heces, lo cual contamina los suelos, y permite también que los antibióticos alcancen los cursos del agua. Existe evidencia de la presencia de antibióticos que llegan al ambiente a través de las heces de vacas y aves de corral criados en lotes.

En el contexto que atraviesa Argentina, en donde se considera el incremento de la producción de carne porcina a 900.000 toneladas anuales, como organización de acción frente a la resistencia a los antibióticos hemos considerado oportuno y necesario enfocar holísticamente la relación de la resistencia bacteriana con la cría intensiva de animales.

Panel internacional

En este marco, ReAct Latinoamérica junto con ReAct Norteamérica, la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad y la Naturaleza de América Latina -UCCSNAL-, el Instituto de Salud Socioambiental de la Universidad Nacional de Rosario, y más organizaciones adherentes, han organizado un panel en el que se abordará el tema del uso de los antibióticos en la crianza de animales y las implicaciones que esto tiene para la salud de los ecosistemas y la salud humana.

Este será un espacio de reflexión y empoderamiento entre la academia, organizaciones sociales, comunitarias y la sociedad civil, sobre la temática del uso de antibióticos en la crianza intensiva de animales y el impacto que tiene sobre la resistencia bacteriana.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Descargar

13 Sep

Sepsis y resistencia a los antibióticos

El 13 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Sepsis. Su declaración fue promovida por la Alianza Global por la Sepsis en 2012 y tiene como objetivo crear conciencia global sobre la sepsis, que cada año causa alrededor de 6 millones de muertes en todo el mundo. La infección bacteriana es comúnmente la principal causa, y el tratamiento oportuno con antibióticos efectivos es esencial para la supervivencia.

¿Qué es la sepsis?

Según un documento de consenso publicado por expertos internacionales en 2016, la sepsis debe definirse como “disfunción orgánica potencialmente mortal causada por una respuesta inmunitaria desbalanceada, frente a una infección”.

Los autores también apoyan la siguiente descripción pública de la sepsis, que se sugirió en un artículo de 2011: “La sepsis es una afección potencialmente mortal que surge cuando la respuesta del cuerpo a una infección daña sus propios tejidos y órganos”.

Por tanto, la sepsis no es una infección en sí misma, sino una respuesta corporal extrema. Si no se diagnostica y trata a tiempo, las consecuencias pueden incluir daño irreversible a los tejidos, insuficiencia orgánica múltiple, choque séptico y muerte. Una variedad de infecciones (bacterianas, virales, parasitarias y fúngicas) pueden provocar sepsis, incluidas afecciones comunes como neumonía e infecciones del tracto urinario.

El tratamiento con antibióticos de amplio espectro es una práctica estándar

La sepsis es una emergencia que necesita atención y tratamiento inmediatos. Dado que las infecciones bacterianas son una causa frecuente de septicemia, el tratamiento oportuno con antibióticos de amplio espectro es una práctica estándar para maximizar las posibilidades de éxito del tratamiento y la supervivencia del paciente, debido a que, generalmente no hay tiempo suficiente para esperar los resultados de las pruebas de laboratorio que puedan informar sobre, por ejemplo, la susceptibilidad a los antibióticos. 

Debido a esto, mantener la resistencia a los antibióticos al mínimo es importante, ya que el aumento de los niveles de resistencia a los antibióticos puede tener efectos desastrosos. Si la infección subyacente es causada por una bacteria susceptible o resistente, puede ser una cuestión de vida o muerte.

La sepsis también puede afectar a pacientes con COVID-19

La sepsis también puede ser causada por infecciones virales. A medida que se acumulan los datos científicos sobre COVID-19, se hace evidente que la sepsis también afecta la mortalidad en la pandemia actual. Dado que la COVID-19 es una enfermedad viral, no se puede tratar con antibióticos. Sin embargo, el antibiótico podría usarse para tratar infecciones coinfecciones bacterianas, aunque estas parecen ser bastante raras en este grupo de pacientes. Un artículo de revisión reciente encontró que las coinfecciones bacterianas ocurrieron en el 7% de los pacientes hospitalizados con COVID-19. A pesar de esta baja frecuencia, la mayoría de los pacientes hospitalizados con COVID-19 reciben tratamiento con antibióticos, que es problemático desde la perspectiva de la resistencia a los antibióticos.

Sepsis: una complicación común para pacientes con cáncer

Las personas con sistemas inmunitarios debilitados corren un riesgo especial de sepsis. Los pacientes tratados por cáncer, y en particular los tratados por cáncer de sangre, son uno de esos grupos. El sistema inmunológico de estos pacientes puede estar debilitado debido al cáncer en sí, al tratamiento del cáncer o a ambos, en particular, la sepsis es una de las razones más comunes para la admisión de pacientes con cáncer en las unidades de cuidados intensivos, y la sepsis causa cerca de una décima parte de todas las muertes en este grupo de pacientes. Si aumenta la prevalencia de la resistencia a los antibióticos, podemos esperar que este número aumente mucho más.

Resistencia a los antibióticos y sepsis neonatal

Aproximadamente 3 millones de recién nacidos sufren de sepsis neonatal cada año y medio millón de estos casos resultan en la muerte. Las buenas prácticas de higiene en los hospitales y en las comunidades, como garantizar el acceso a agua potable, pueden prevenir muchas de estas muertes. Garantizar que existan programas sólidos de prevención y control de infecciones (PCI) en los hospitales, ayuda a prevenir infecciones y la transmisión bacteriana, pero también la progresión de estas infecciones a sepsis. 

Es alarmante que tres de cada diez muertes por sepsis neonatal probablemente sean causadas por patógenos resistentes. Lo que agrava el problema es la falta de nuevos antibióticos en desarrollo para ayudar a tratar la sepsis neonatal debida a patógenos resistentes. Hay aproximadamente 37 antibióticos en ensayos de desarrollo, pero solo dos están en estudio para su uso en niños. 

Algunos datos

  • Aproximadamente el 70% de los trabajadores de la salud y el 50% de los equipos quirúrgicos no practican habitualmente la higiene de las manos. 
  • La higiene de las manos salva millones de vidas cada año cuando se realiza en los momentos adecuados en la atención médica. 

¿Cómo reconocer a tiempo la sepsis?

A veces, puede presentar diferentes signos y síntomas de advertencia, algunos de los cuales pueden causar una identificación errónea con otras afecciones. Una infección séptica puede causar fiebre, pero también puede causar baja temperatura corporal, extremidades frías y escalofríos. Puede haber dificultad para respirar o respiración rápida, así como un aumento de la frecuencia cardíaca o, por el contrario, un pulso débil y presión arterial baja. Puede causar baja producción de orina, así como piel teñida de azul, moteada o anormalmente pálida, y un estado mental alterado. Finalmente, puede causar dolor o malestar corporal extremo, lo que hace que sea fácil confundirlo con influenza o intoxicación alimentaria.

En los niños, la sepsis puede presentarse a través de respiración muy rápida, convulsiones, piel pálida, letargo o dificultad para despertarse o sensación de frío anormal al tacto. Para los niños menores de 5 años, puede causar dificultad para alimentarse, vómitos repetidos o falta de micción.

Sospechar la sepsis y actuar rápidamente es crucial para el diagnóstico y el reconocimiento temprano.

02 Sep

COVID-19, microbios y salud. ¿Qué debemos saber las comunidades?

Desde el inicio de la emergencia sanitaria global provocada por la Covid-19 a finales de noviembre de 2019 , hasta el momento ya ha superado los 25 millones de personas contagiadas en todo el mundo y más de 850 000 fallecidas. 

Aunque el origen cierto del virus SARS-COV-2, causante de la Covid-19, aún no ha sido determinado con absoluta certeza, lo que sí está claro es que se trata de una enfermedad zoonótica, producto de una degradación de los ecosistemas y la invasión de los hábitats silvestres, resultado de las actividades humanas como la cría intensiva de animales y la deforestación para dar paso a grandes extensiones de monocultivo[1].

Ahora se conoce mejor la sintomatología de la enfermedad, las formas de transmisión, los tratamientos y la forma de prevenir el contagio. Pero en todo esto es importante el papel de la comunidad, el conocimiento de estos temas, le permite actuar con oportunidad y de forma eficaz.

Una guía completa

Para eso, es necesario contar con información clara y sencilla sobre los microbios y la COVID-19, su posible origen y causas, mecanismos de contagio, efectos sobre la salud individual y grupos vulnerables, y las principales estrategias de contención para disminuir los riesgos de contagio. Desde un enfoque integral, es también importante reconocer el rol de los microrganismos para la vida, entender por qué nos enferman y saber cuáles son las medidas necesarias que las comunidades podemos poner en práctica para tener una mejor relación con el mundo microbiano. 

Este documento recoge y presenta de forma ágil, los aspectos principales que las comunidades debemos conocer sobre la Covid 19, para enfrentar de foma eficaz esta amenaza a la salud pública, cuidar de forma responsable los antibióticos y medicamentos en general, y preservar la salud de la Madre Tierra para evitar a futuro nuevas enfermedades que pueden convertirse en pandemias.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Descargar


[1] https://reactlat.org/el-coronavirus-y-la-ganaderia-intensiva/

19 Ago

Aprendizajes del primer módulo del Taller Internacional ‘Comunicación Popular para el Buen Uso de los antibióticos y la sanación de la Madre Tierra’

‹‹Desde la comunicación popular no les decimos a las comunidades qué es la salud, sino que la vamos descubriendo con la gente ›› 

Sandra Payán, Argentina

En el marco del primer módulo del Taller Internacional ‘Comunicación Popular para el buen uso de los antibióticos y la sanación de la Madre Tierra’, las intervenciones de los panelistas se centraron en promover la reflexión de los participantes sobre los conceptos en torno a la medicina y la salud. 

Mary Murray, de la Sociedad Internacional para el buen uso de los Medicamentos ISIUM, abordó sobre la necesidad de un diálogo intercultural entre las diferentes formas de entender la salud y la medicina. “Es necesario conocer diferentes formas de entender la medicina, según el contexto cultural, social y económico y desde una perspectiva ecológica, mediante la recolección de testimonios de los pueblos ancestrales, de lo popular y las evidencias de la ciencia, para ampliar el concepto de salud e incorporarlo en las estrategias de contención de la resistencia a los antibióticos”, señaló.

Hugo Icu, de la Asociación de Servicios Comunitarios de Salud, ASECSA – Guatemala, destacó la necesidad del diálogo como forma de comprender el entendimiento del otro, de las concepciones y cosmovisión del otro. ‘La salud desde una visión integral es entendida como el equilibrio físico, emocional y de las relaciones sociales. Salud también es alegría, arte, espiritualidad, es disfrutar de las energías que nos da el universo, los alimentos, disfrutar de los sentidos”, enfatizó. Finalmente, destacó que para los pueblos mayas, la salud es vida, que se conjuga con el buen vivir. 

“La salud es una sola, pero lastimosamente, hoy la concepción está fragmentada. No es posible que una persona esté sana si el suelo no está sano y vivo, si los ecosistemas no están sanos. la salud depende de la salud de los ecosistemas, de las buenas relaciones y los vínculos de cada persona con los demás seres humanos y con todos los seres de la vida”, expresaron Sandra Payán y Julio Monsalvo de la Red Alegremia, de Argentina, quienes desde su experiencia en el trabajo comunitario han entendido esta integralidad y la promueven. 


‹‹Es necesario entablar diálogos, reconocer otros saberes y sentires, así como conocer otras formas de interpretación de la salud y la enfermedad, de las formas de interpretar la vida y la salud, del bienestar y del buen vivir, escuchando e integrando el conocimiento de los otros a los mensajes informativos y formativos para la educación en salud a través de la comunicación popular››

Luis Méndez. Universidad Rafael Landívar, Guatemala

‹‹No se puede entender la salud de los seres humanos por fuera de la salud de los ecosistemas y de los territorios. Es la salud de la Madre Tierra la nos permite transitar nuestros ciclos vitales saludablemente, y es allí que la comunicación y la educación popular tiene un papel importante como estímulo para el diálogo de saberes, que nos permita construir una salud colectiva desde la diversidad.››

Damián Verzeñassi. Director del Instituto de Salud Socioambiental de la Universidad Nacional de Rosario, Argentina

El próximo módulo del taller se dictará el 22 de agosto y abordará los siguientes temas: Medicalización de la sociedad – Mitos y verdades sobre los antibióticos y sus usos. Autoconsumo y uso de medicamentos sin prescripción. Empoderamiento popular para mejorar el uso de los medicamentos.

23 Jul

Taller Internacional ‘Comunicación popular para el buen uso de los antibióticos y la sanación de la Madre Tierra’


Dirigido a: Profesionales de la comunicación, comunicadores/as populares, personal de salud de Atención Primaria, promotores/as de salud, líderes comunitarios y de organizaciones sociales, personas o profesionales que intervienen en educación para la salud.

Inscripciones: https://forms.gle/1Z3pUHZ7uB9sp6oT7 (hasta el 9 de agosto).

Informes: admi.reactla@gmail.com o info@reactlat.org.


Abrir el sentido de la educación a la participación y construcción horizontal de conocimientos, así como entender la comunicación como un proceso social que debe ser protagonizado por la comunidad, es una necesidad para promover su empoderamiento, desde la perspectiva de la salud integral. 

En ese sentido, la comunicación para la salud, como un proceso social, educativo y político, despierta la conciencia y promueve la participación hacia modos de vida saludables y relaciones armoniosas con la Madre Tierra. Es en ese marco que ReAct Latinoamérica se encuentra preparando el Taller Internacional ‘Comunicación popular para el buen uso de los antibióticos y la sanación de la Madre Tierra’.

Este proceso de formación tiene como objetivo capacitar a comunicadores y responsables de comunicación de organizaciones y medios populares sobre el buen uso de los antibióticos, con el fin promover en la comunidad prácticas saludables, que nos permitan ayudar en la contención de la resistencia bacteriana a los antibióticos y cuidar la salud de los ecosistemas y su impacto en la salud humana.

‘Hoy más que nunca, en el contexto de una crisis social, política y sanitaria global, nos urge cambiar nuestro modelo de vida, fomentando relaciones más armoniosas con la naturaleza, evitando el uso indiscriminado de antibióticos, cuidando los mismos como bienes públicos para toda la humanidad’, destaca Arturo Quizhpe, Director de ReAct Latinoamérica, refiriéndose a la importancia de este espacio de capacitación.

El taller

Este taller se tiene previsto iniciar a partir del 15 de agosto al 15 de septiembre, en una modalidad virtual con una duración de 20 horas académicas y está dirigido a las personas responsables de la comunicación en las organizaciones, así como a periodistas y medios de comunicación popular, profesionales de la comunicación independientes y todas aquellas personas interesadas en emprender acciones y estrategias en educomunicación para la salud.

El taller está dividido en cuatro módulos, cada uno de ellos corresponde a un eje temático. 

El primer eje es una introducción a salud y medicina, en un diálogo de saberes que se involucra la salud de los ecosistemas bajo el enfoque Una Sola Salud; el segundo eje hace referencia al uso de medicamentos en la comunidad, el uso de antibióticos en salud huaman, animal y vegetal, y la resistencia bacteriana; el tercer eje plantea la socialización de estrategias y experiencias de educación y comunicación popular  en la comunidad y sus impactos; el cuarto eje pretende socializar planes y acciones conjuntas de educación y comunicación popular en salud, para la comunidad.

Este proceso formativo es parte del Plan de Educación, Comunicación y Movilización frente a la Resistencia a los Antibióticos que promueve ReAct Latinoamérica en la región, como un eje estratégico para fortalecer los Planes Locales de Acción y empoderar a la comunidad en el buen uso de estos medicamentos.

Aval académico: 

  • Escuela Superior de Medicina de la Universidad Nacional de Mar del Plata, Argentina.
  • Instituto de Salud Socioambiental de la Universidad Nacional de Rosario, Argentina.
  • Carrera de Medicina de la Universidad Nacional del Chaco Austral, Argentina.

Auspicio:

  • Movimiento para la Salud de los Pueblos, Latinoamérica
  • Movimiento Nacional De Salud, LAICRIMPO, Argentina
  • Asociación De Servicios Comunitarios De Salud, ASECSA,  Guatemala
  • Foro Nacional de Salud de El Salvador
  • Confederación Campesina del Perú
  • Foro de Salud Pública del Ecuador
  • Federación Única de Afiliados al Seguro Social Campesino, FEUNASSC, Ecuador
  • Semanario Opción, Ecuador
  • Revista Rupturas, Ecuador
  • Prefectura del Azuay, Ecuador
  • Observatorio Ciudadano de la Comunicación, OCC de Cuenca. Ecuador
  • Colectivo ProDH, Ecuador
Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Descargar

18 Jul

Promoción de la salud a través de la lectura lúdica

Desde la semana pasada, la Red de Centros Culturales de la Municipalidad de Cuenca, con el apoyo de ReAct Latinoamérica, iniciaron los talleres de lectura dirigidos a niños y niñas del cantón Cuenca, mediante los cuales se promueve el conocimiento del mundo microbiano y la salud.

Estos talleres tienen como objetivo el buen uso del tiempo y el incentivo de la lectura en la niñez, adicionalmente, se ha vinculado la lectura con la promoción de la salud, para ello, ReAct Latinoamérica ha puesto a consideración el cuento El viaje fantástico, que motiva a la niñez a conocer mejor su cuerpo y el mundo microbiano, esos seres microscópicos que habitan en nuestro interior y tienen gran importancia para la salud.

Estos talleres empezaron el pasado 8 de julio a través de plataformas virtuales en los que participó la niñez de forma divertida, acompañando la lectura con otras actividades lúdicas que refuerzan los aprendizajes significativos sobre el cuidado del cuerpo, el entendimiento del microbioma, y la promoción de prácticas para el mejoramiento de la salud.

La niñez participa activamente en la lectura mientras aprende sobre el mundo microbiano y el cuidado de la salud.

Expectativas de la niñez

‘Los chicos se quedaron con la expectativa sobre el viaje al interior del cuerpo y vamos a continuar cada semana hasta terminar el cuento. Pero también hemos propuesto actividades para que los chicos realicen en casa, para reforzar el aprendizaje sobre los sentidos que habíamos visitado a través del cuento’, indica Mónica Morocho, Coordinadora de los Centros Culturales.

El cuento El viaje fantástico forma parte de los materiales lúdicos de la Alforja Educativa, programa con el cual ReAct Latinoamérica promueve la salud desde la educación. ‘A través de este programa llegamos a la niñez para promover la salud desde el aula, vinculando con otras áreas del aprendizaje como el lenguaje, las matemáticas, las ciencias naturales’ recalca Silvina Alessio, colaboradora de ReAct Latinoamérica y encargada del programa de la Alforja Educativa.

‘Ahora más que nunca, hemos visto en el contexto de la Covid-19, la necesidad de trabajar en la educación en salud, entender mejor nuestra relación con el mundo microbiano y los procesos vitales, que nuestra salud está en estrecha relación con la salud de los ecosistemas. Cuando las niñas, los niños, entienden estos temas, se vuelven gestores del cambio’, concluye Arturo Quizhpe, Director de ReAct Latinoamérica.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Descargar

24 Jun

Un hombre que ama con todas sus bacterias

Entrevista con el profesor Christian Trigoso

Christian Trigoso Agudo, profesor emérito de microbiología de la Universidad Mayor de San Andrés (La Paz), es un hombre tan conectado con su microbioma que le nace decirles a su esposa e hijos, no que les ama con todo su corazón, sino con todas sus bacterias.

En esta entrevista, Kléver Calle, colaborador de ReAct Latinoamérica, dialoga con el profesor Trigoso de microbios, antibióticos, el microbioma y el amor. Qué mejor oportunidad para presentarla que en el marco del Día Mundial del Microbioma.

La entrevista inicia con el relato de tres descubrimientos: el de los microbios por parte de Antonio van Leeuwenhoek; el de los microbios como agentes causales de las enfermedades infecciosas por parte de Louis Pasteur; y el de los antibióticos por parte de Alejandro Fleming. 

El profesor Trigoso revisa críticamente el impacto que tuvieron estos dos últimos descubrimientos en nuestra concepción de las enfermedades infecciosas, el uso de antibióticos y la relación con los microbios. Lo hace con una hermenéutica adecuada para la época y el contexto social en el que estos ilustres personajes vivieron.

A continuación, describe apasionadamente el rol de los microbios a la luz de los conocimientos que han ido emergiendo en las dos últimas décadas, con un sentido muy práctico: cuidar la salud humana y usar los antibióticos consciente e inteligentemente.

El profesor Trigoso aporta datos fascinantes sobre las funciones que cumplen los microorganismos, sin evadir la complejidad del tema. Introduce nuevos términos de la microbiología médica como ‘patobionte’ y ‘hologenoma’ para describir mejor la realidad de la relación entre seres humanos y microorganismos.

Hacia el final, sus juicios sobre las futuras relaciones entre seres humanos y microbios pasan por un urgente cambio de paradigma, aunque a ratos sepa un poco sombrío. No entrar a una relación inteligente con los microbios puede acarrearle un sufrimiento indecible a la especie humana y, de carambola, a muchas otras especies que pueblan este planeta.

ReAct Latinoamérica presenta esta entrevista, perspicazmente ilustrada por Vilma Vargas, una caricaturista e ilustradora ecuatoriana conocida como Vilmatraca. Ella convirtió a los contertulios en dos microbios conversando sobre microbios. Las ilustraciones de Vilma Vargas son reflexiones en forma de ilustraciones, con un toque provocador, como corresponde con una caricaturista de fuste. 

Todo se completa con el diseño, siempre solvente, de Igor Quiroga, para darle al lector el entorno más adecuado para disfrutar de esta lectura, mientras aprende de microbios. Quedan invitadas, invitados a leer, analizar y difundir esta entrevista con un hombre que ama con todas su bacterias.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Descargar

23 Jun

Un día para nuestros microbios

27 de junio, Día Mundial del Microbioma

Los microbios que habitan en nuestro cuerpo son más importantes de lo que imaginamos. Un mundo sin microbios, sean bacterias, virus u hongos, es difícil imaginar. Sin ellos, probablemente no existiríamos. Desde hace millones de años, están en todas partes y la inmensa mayoría vive en simbiosis con nosotros.

Para conocerlos, apreciarlos y cuidarlos, nació el Día Mundial del Microbioma el 27 de junio de 2018. Este año, el Día Mundial le celebra a la diversidad microbiana, porque, como dice su eslogan, ‘la diversidad cuenta’ en el microbioma humano, los microbiomas animales y los microbiomas ambientales. 

Justamente, una de las amenazas para nuestra salud es el deterioro de la diversidad de nuestro microbioma, a causa del uso inadecuado de antibióticos, que también acelera la resistencia bacteriana, o de una alimentación desequilibrada, entre otros factores. La diversidad de un microbioma es un indicador de salud. 

Tenemos ante nosotros una gran oportunidad para aprender sobre la importancia y la diversidad de esos diminutos habitantes de las superficies externas e internas de nuestros cuerpos. Para conocer dónde habitan y qué hacen. La mayoría son criaturas amorosas que hacen posible la vida de las plantas, animales y humanos.

Este año, el Día Mundial del Microbioma se celebra en el contexto de la pandemia. A propósito de ello, viene bien recordar que, si bien hay decenas de microbios involucrados en la generación de decenas de enfermedades infecciosas en humanos, animales y vegetales, sería un error reducir el papel de decenas de millones de especies microbianas a las enfermedades infecciosas. Además, las enfermedades infecciosas y las pandemias se dan en determinados contextos sociales y ecológicos, en los que las acciones humanas juegan un papel decisivo. 

Hay muchas preguntas que formular y responder. Pasemos  la voz a nuestros familiares, profesionales de la salud humana, animal, vegetal. ¡Celebremos el Día Mundial del Microbioma! ¡Celebremos la diversidad humana, de plantas, animales y microbios, para mantenernos sanos y preservar la salud de la Madre Tierra! ReAct Latinoamérica ha preparado varias actividades fascinantes. Están cordialmente invitados.

ACTIVIDADES

Lanzamiento de la entrevista ilustrada ‘Un hombre que ama con todas sus bacterias’
Christian Trigoso Agudo, profesor emérito de microbiología de la Universidad Mayor de San Andrés (La Paz) y Director General Ejecutivo del Institutito Nacional de Laboratorios de Salud de Bolivia, es entrevistado sobre el microbioma humano por Kléver Calle, colaborador de ReAct Latinoamérica. Las ilustraciones le pertenecen a la caricaturista e ilustradora ecuatoriana, Vilma Vargas.

Lanzamiento del comic ‘El viaje fantástico’
Esta historia, escrita por Satya Sivaraman, traducida por ReAct Latinoamérica y adaptada al cómic por la artista ecuatoriana Vilma Vargas, lleva el tema del microbioma humano al gran público de una forma fantástica y entretenida.

Relanzamiento del llamado ‘Hacia una nueva relación entre la humanidad y las bacterias’
Este llamado se lanzó en 2018, en el marco de la Semana Mundial de Conscientización sobre el Uso de Antibióticos. Hoy, frente a la imagen que va quedando de los microorganismos, a causa de la pandemia, cabe su relanzamiento, para comprender más integralmente su rol en la salud humana y planetaria, comprender el origen de las enfermedades infecciosas desde un punto de vista social y ecológico, y pasar a una relación saludable con ellos.

CONVERSATORIOS:

Lo esencial es invisible a los ojos
Jueves, 25 de junio de 2020 (16h00 -17h30)
Conversatorio con tres expertos latinoamericanos sobre el rol de los microorganismos en la salud humana, animal y ambiental, así como sobre el contexto social y ecológico en que emergen las enfermedades infecciosas. Participan  Patricia Jiménez, viróloga cubana; Elizabeth Bravo, microbióloga ambiental y ecologista ecuatoriana; y Christian Trigoso, bacteriólogo clínico boliviano.
 
¿Qué comen nuestros microbios?
Jueves, 2 de julio de 2020 (16h00-17h30)
Este conversatorio gira alrededor del papel de la alimentación en la diversidad y la salud del microbioma humano, animal y del suelo. En todos estos hábitats, existen comunidades bacterianas que necesitan alimentarse para vivir, multiplicarse, conservar su diversidad y cumplir sus funciones. Hay que pensar en ellas al momento de producir, consumir y descartar los alimentos. 


Coorganizan:

Movimiento por la Salud de los Pueblos – Latinoamérica
Federación Argentina de Medicina General
Movimiento Nacional de Salud, LAICRIMPO, Argentina
Foro Nacional de Salud de El Salvador
Asociación de Servicios Comunitarios de Salud, ASECSA, Guatemala
Confederación Campesina del Perú, CCP Justiniano Minaya Sosa
Frente Nacional por la Salud de los Pueblos del Ecuador
Foro de Salud Pública del Ecuador

01 Jun

Salud y Educación, binomio inseparable

COVID 19 y el principio de interés superior de la niñez

Salud y educación de calidad son estrategias fundamentales para alcanzar el máximo potencial del desarrollo intelectual, mental, físico, espiritual y social de niños y niñas. 

Toda la niñez, sin excepción, necesita cuidados y servicios de salud, protección, nutrición adecuada, afecto, ambiente de armonía y equilibrio en la relación humanos-naturaleza, educación de calidad centrada en el principio del interés superior de la niñez.

El hogar y la escuela constituyen unidades esenciales de promoción de salud, espacios de convivencia armoniosa, interacción social, desarrollo de las capacidades físicas, mentales, emocionales de todo niño. 

Niños y niñas de Formosa exploran el mundo microbiano a través de las actividades en la huerta escolar, que forma parte del programa de la Alforja Educativa.

El rol de la educación sanitaria

Una educación que promueve la libertad, la dignidad, la búsqueda permanente de la verdad, la justicia, la práctica de valores, la solidaridad, constituye la garantía de una sociedad de paz, respeto mutuo y armonía.  Al tiempo que la salud sustentada en el cuidado y respeto de todos los seres, visibles e invisibles, garantiza el desarrollo armonioso y la formación de las futuras generaciones para la edificación de una sociedad sana y libre. 

La educación como fuerza generadora de aprendizajes y destrezas de la niñez para enfrentar el futuro, debe incluir en su proceso mecanismos que ayuden a comprender mejor las relaciones sociales, que permitan superar las inequidades, así como las relaciones causales de salud-enfermedad.

En este contexto, y tomando en cuenta la trascendencia de la educación sanitaria, los múltiples y complejos aspectos educativos que, tanto en el seno de la familia como en la escuela y en otras instituciones, intervienen en la formación de los niños y de los jóvenes y en su protección contra las influencias negativas de nuestra época (tabaquismo, alcoholismo, drogas, problemas de mal nutrición), la Organización Mundial de la Salud, ha recomendado entre otros aspectos: 

  • Intensificar las actividades concretas y eficaces indispensables para dar a los niños y a los jóvenes una educación sanitaria multidisciplinaria, cuya importancia es muy grande para el buen desarrollo de las generaciones futuras; 
  • Estudiar y promover métodos nuevos para abordar y resolver adecuadamente los problemas planteados por la educación sanitaria de padres, madres, niños y jóvenes, con el fin de preservar su salud y de protegerlos contra las influencias nocivas de la vida moderna.
Niñas participan en la elaboración de cuentos acerca del mundo microbiano, al alimentación y el cuidado de la salud. De esta manera se potencia el desarrollo artístico, del lenguaje y prácticas saludables en la niñez.

La COVID 19 y la niñez

El mundo ha centrado su atención en la batalla contra un enemigo invisible. Nuestra mirada está dirigida hacia la búsqueda de las estrategias de contención de la pandemia y el tratamiento y la futura prevención de la nueva enfermedad. Estamos omitiendo las graves consecuencias que tendremos que enfrentar después de la pandemia. Los niños y los jóvenes, además de adquirir la infección, son víctimas a las que más duramente afectará la pandemia. Los daños podrían ser permanentes en nuestro futuro, si no asumimos acciones ahora.  

Según nuestros análisis, afirma Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de la UNICEF, el 99% de los niños y los jóvenes menores de 18 años de todo el mundo (2.340 millones) vive en alguno de los 186 países en los que se han impuesto distintas formas de restricción a los desplazamientos debido a la COVID-19. Además, el 60% de todos los niños vive en alguno de los 82 países que se encuentran en aislamiento total (7%) o parcial (53%), lo que equivale a 1.400 millones de jóvenes[1]

En cualquier crisis, la niñez y la juventud es la población más afectada. La pandemia no es una excepción. Son características esenciales del desarrollo humano, la libertad de movimientos, el respecto al ritmo circadiano o reloj biológico, la interacción y el contacto físico, el juego como aprendizaje, y desarrollo emocional, cognitivo, mental y espiritual.  El sistema educativo y el de salud deben trabajar juntos, desde ahora en adelante, poniendo por encima de todo y en la práctica el interés supremo del presente inagotable, nuestra niñez y juventud. Evitar el sufrimiento, cuidar y proteger la integridad física, intelectual, emocional y espiritual debe ser la única consigna. Prevenir los daños colaterales, programar, implementar y evaluar las medidas de mitigación es indispensable para evitar el daño permanente.

Defender la vida de la niñez es una obligación ética y moral del presente. Juntos los sectores de la educación y la salud, la familia y la comunidad, podemos hacer posible que nuestros niños se mantengan sanos, y reciban educación de calidad.

 “No dejemos que los niños sean las víctimas ocultas de la pandemia de COVID-19”. La mayoría de nuestros niños viven con limitaciones y restricciones en su movilidad, que se ha agravado durante la pandemia. 

Arturo Quizhpe Peralta

Director de ReAct Latinoamérica


[1] Declaración de Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de UNICEF

https://www.unicef.org/es/comunicados-prensa/no-dejemos-ninos-sean-victimas-ocultas-de-la-pandemia-covid-19