31 Dic

Uso excesivo de antimicrobianos de importancia médica usados en la crianza de animales para consumo humano: una encuesta de vigilancia de cinco años en Pakistán

La demanda de carne de aves de corral está aumentando en los países de ingresos bajos y medianos debido al bajo costo de la proteina animal para la alimentación de los seres humanos, impulsando la expansión de grandes granjas comerciales donde los antimicrobianos se utilizan para compensar las malas condiciones de higiene en las granjas y promover el crecimiento. 

Este uso rutinario de antimicrobianos en la producción animal facilita la aparición y propagación de patógenos resistentes a los antibióticos. A pesar de los impactos negativos para la crianza de animales y las consecuencias potencialmente graves para la salud humana, pocos estudios han documentado las tendencias en el uso de antimicrobianos (Antimicrobal Use, AMU por sus siglas en inglés) a nivel de granja en países de bajos y medianos ingresos. El objetivo de este estudio fue estimar el uso de antimicrobianos en una granja de pollos de engorde en Pakistán durante un período de cinco años y extrapolar el AMU nacional en la cría comercial de pollos de engorde. 


Informe completo de la investigación (en inglés)


Entre 2013 y 2017, fueron monitoreados 30 lotes de una granja comercial de pollos de engorde en Punjab, la provincia más poblada de Pakistán. La cantidad de antimicrobianos administrados se calculó en miligramos / unidad de población del peso final del lote (mg / fPU) y en la dosis diaria utilizada (UDD). El uso anual de antimicrobianos en la granja fue de 250.84 mg de ingrediente activo por kilogramo del peso final del lote. Esta intensidad de consumo excede la cantidad de antimicrobianos utilizados por kilogramo de pollo de todos los países del mundo, excepto China. Medido en mg por kg de peso de lote final o unidad de población (fPU), medicamentos médicamente importantes como colistina (31.39 mg / fPU), tilosina (41.71 mg / fPU), doxiciclina (81.81 mg / fPU) y enrofloxacina (26.19 mg / fPU) fueron los antimicrobianos más utilizados para uso profiláctico o terapéutico. La lincomicina fue el antimicrobiano más utilizado en la alimentación (29.09 mg / fPU). 

Los hallazgos sugieren que el consumo anual de antimicrobianos en el sector de pollos de engorde en Pakistán podría ser tan alto como 568 toneladas. Esta estimación de consumo alarmantemente alta es el primer estudio de referencia sobre el uso de antimicrobianos en animales en Pakistán. Los hallazgos requieren acciones inmediatas para reducir el uso de antimicrobianos en la crianza de aves de corral, y debe ser un llamado para realizar investigaciones similares y tomar acciones en Latinoamérica.