Cuidando la salud de la Madre Tierra en contextos de cambio climático

Cuidando la salud de la Madre Tierra en contextos de cambio climático

VII Congreso Internacional de Salud Socioambiental y IV Encuentro Intercontinental Madre Tierra Una Sola Salud

Del 12 al 16 de junio de 2023 se realizó en la ciudad de Rosario, Argentina, el VII congreso de Salud Sociombiental y IV Encuentro Intercontinental Madre Tierra Una Sola Salud, en el que el  Instituto de Salud Socioambiental de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Rosario (UNR)  con el apoyo de ReAct Latinoamérica y otras organizaciones,  convocó a investigadores, artistas, ecólogos, biólogos, estudiantes, profesionales de la salud, representantes de pueblos originarios  y activistas de Latinoamérica y Europa para generar un diálogo intercultural entre la academia, las organizaciones sociales y las comunidades, vinculado con el cuidado de la Madre Tierra en contextos de cambio climático, cuyo objetivo fue  establecer acciones colectivas para avanzar en la Salud Planetaria desde una perspectiva integral,  reconociendo los actuales problemas de salud de las comunidades, los cuerpos y territorios. El Congreso contó con una multitudinaria asistencia de alrededor de 600 personas que participaron en las conferencias, talleres, mesas redondas y seminarios en los que se abordaron ejes como la alimentación, la resistencia a los antibióticos, el extractivismo, entre otros problemas de salud socioambiental. Representantes de ReAct Latinoamérica participaron dando talleres y conferencias sobre la resistencia a los antibióticos y el mundo microbiano. 

Un diálogo intercultural entre la academia, los pueblos ancestrales y las organizaciones sociales

Con una riqueza de actividades simultáneas que promovieron la multiplicidad de voces, la diversidad y el intercambio de saberes interculturales en torno al cuidado de la salud de la Madre Tierra, de los cuerpos y los territorios, y que permitió conectar experiencias comunitarias de actores de  distintas geografías de Latinoamérica y Europa, se desarrolló en la ciudad de Rosario, Argentina, el VII Congreso Internacional de Salud Socioambiental y IV Encuentro Intercontinental Madre Tierra una Sola Salud, del 12 y el 16 de junio de 2023.

Mesa de Apertura del Congreso. De derecha a Izquierda: Jennifer Monsalve, colaboradora de ReAct, Latinoamérica; Dra. Ángela Graciela Prigione, Presidenta del Colegio de Médicos de Santa Fé; Franco Bartolacci, Rector de la UNR; Damián Verzeñassi, director del Instituto de Salud Socioambiental (UNR) y Elizabeth Bravo de Acción Ecológica.

El encuentro fue el resultado de un gran esfuerzo colectivo entre distintas  organizaciones sociales comprometidas con la salud, la vida y la Ciencia Digna, entre las que se destaca la coordinación del Instituto de Salud Socioambiental de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Rosario (UNR), ReAct Latinoamérica, la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad y la Naturaleza de América Latina (UCCSNAL), Acción Ecológica, entre muchas otras, que posibilitaron con este encuentro avanzar en la construcción de una red de alianzas encaminadas al posicionamiento del concepto multisectorial de Una Sola Salud y la toma de acciones conjuntas ante la actual crisis climática, sanitaria  y civilizatoria.

El Congreso, que se realiza cada dos años, contó con una amplia participación que visibilizó la diversidad de actores, con una asistencia de alrededor de 600 personas, entre las que se cuentan artistas, científicos, trabajadores de la salud, docentes, campesinas, agroecólogos, representantes de pueblos ancestrales, organizaciones sociales, estudiantes, ecologistas, activistas, abogados, delegados de instituciones gubernamentales y 27 expositores de diversas organizaciones, universidades y comunidades latinoamericanas que, entre mesas redondas, talleres y conferencias, presentaron reflexiones, propuestas colectivas y muestras de acciones concretas, bajo la consigna “Cuidando la salud de la Madre Tierra en contextos de cambio climático”. 

Al respecto, Damián Verzeñassi, director del Instituto de Salud Socioambiental, señaló que el Congreso “es un espacio que imaginamos como un territorio de encuentros, para que la universidad abra sus puertas y se pueda dialogar desde distintos saberes, sin lógica de supremacía, sino desde un aprendizaje colectivo” expresó el médico y activista rosarino durante la mesa de apertura. 

Alternativas saludables ante el contexto de la crisis climática

Entre las propuestas presentadas, se destacó la necesidad de abordar  la resistencia a los antibióticos como un problema socioambiental que trasciende el ámbito de la medicina; así como la agroecología y la soberanía alimentaria, como practicas urgentes y necesarias que permiten la transición hacia sistemas alimentarios saludables; el arte y las historias, como manifestaciones sensibles que resaltan la importancia de las bacterias en la salud planetaria y la visibilizacion de las problemáticas socioambientales;  el diálogo intercultural de saberes, prácticas e ideas entre la academia y los pueblos ancestrales, para buscar alternativas saludables  y sustentables al contexto de crisis climática; y el rechazo a las actividades extractivas, a los plaguicidas y agrotóxicos que enferman los cuerpos y los territorios, como estrategia política prioritaria para el cuidado de la Salud de las personas y de la Madre Tierra. 

Marcha Plurinacional de los Barbijos, Rosario, Argentina 2023

El diálogo incluyó dos ejes temáticos: diagnósticos comunitarios y en el consultorio; y hacia un metabolismo sociedad-naturaleza saludable. Además de asistir a mesas redondas, talleres y conferencias y de unirse a las actividades pre-congreso, el evento ofreció la posibilidad de presentar trabajos científicos, experiencias colectivas territoriales, propuestas artísticas[1] y participar en la Marcha Plurinacional de los Barbijos que se realiza en el contexto del congreso para que las organizaciones sociales se movilicen por las calles de Rosario bajo la consigna “la salud no se negocia”, como una forma de denunciar las consecuencias sociales y ambientales del modelo extractivista.

Resistencia a los antimicrobianos: un problema de salud socio ambiental

En la mesa de Salud y biodiversidad, el colaborador de ReAct Latinoamérica Ricardo Mora, Gerente de campañas de World Animal Protection, expuso sobre la producción animal intensiva y su relación con la resistencia a los antimicrobianos (RAM). Advirtió que «alrededor del 70% de los antibióticos a nivel mundial se utilizan en la producción animal», aclarando que generalmente se utilizan para uso profiláctico y como promotores de crecimiento en los animales, lo que representa a su vez una problemática de salud ambiental.

Silvana Figar expone acerca del mundo microbiano y la afectación en los sistemas agroalimentarios.

Por su parte, la epidemióloga argentina Silvana Figar, también colaboradora de ReAct Latinoamérica,  hizo hincapié en que la prevención no puede estar sólo en “la venta de antibióticos con receta”, y explicó que en la  cría intensiva se utilizan antibióticos porque lo que se busca es engordar a los animales en el menor tiempo posible.

«Al dar antibiótico los animales aumentan un 15% el rinde cárnico porque de esa manera matan cualquier bacteria que tenga impidiendo la ‘competitividad alimentaria’, por más que la bacteria que tenga no le cause infección», detalló.

Invitó a los asistentes a descargar el libro “Reflexiones sobre lo diminuto y viviente”, publicado recientemente por ReAct Latinoamérica y del cual la Dra. Figar es coautora,  al que catalogó como un libro de “arte, ciencia y esperanza”, para «resignificar el valor que tienen las bacterias en el tejido de la vida para hacer frente a la metáfora de la guerra», concluyó la directora del Consejo de Epidemiología de la Sociedad Argentina de Medicina.

Microhistorias bacterianas para la Salud Planetaria

En el marco del congreso también se realizó el taller de “Microhistorias bacterianas para la salud planetaria”, coordinado por Jennifer Monsalve, colaboradora de ReAct Latinoamérica, cuyo objetivo fue sensibilizar a los participantes sobre la importancia que tienen las bacterias para la sostenibilidad de la salud del planeta, visibilizando específicamente algunas de las funciones que cumplen en el microbioma humano y en el microbioma de los suelos. 

Durante el taller, se propusieron juegos que involucraron el trabajo en equipo para aclarar conceptos como la resistencia a los antibióticos, el microbioma, así como el uso de antimicrobianos en la cría intensiva de animales. Además, surgieron reflexiones muy interesantes sobre la importancia del arte para transformar la salud, la función socio-cultural de las historias y el vínculo entre arte y ciencia. También se leyeron algunos fragmentos del libro “Reflexiones sobre lo diminuto y viviente: arte, bacterias y microbioma”.

Cabe resaltar que el taller contó con la participación de un grupo muy diverso, que incluyó a médicos, veterinarios, sociólogos, artistas, docentes, estudiantes y representantes de organizaciones sociales, lo que posibilitó realizar la reflexión sobre el mundo bacteriano desde una visión multisectorial. 

Los participantes escribieron microhistorias que visibilizaron la belleza, diversidad e importancia del mundo bacteriano para la salud humana y la salud de la Madre Tierra. La creatividad fue el motor del taller: surgieron historias de bacterias que vivían en una huerta de tomates; bacterias que viajaban a otros planetas; bacterias que pasaban de una persona a otra a través de los besos… y entre risas y aplausos, cada uno de los participantes leyó su microhistoria bacteriana al final del taller. 

La diversidad de los cuerpos-territorios es esencial para la salud

Durante el taller “Recuperar y cuidar la microbiota para la vida”, el doctor Arturo Quizhpe, director de ReAct Latinoamérica, señaló que “la destrucción de los territorios tiene que ser analizada desde una perspectiva social e histórica, pero también desde una perspectiva microbiana”, en tanto que se pueden establecer analogías entre la salud de  los cuerpos y la salud de los territorios. Al respecto, agregó que “un planeta que pierde su biodiversidad es un planeta enfermo; un cuerpo humano que pierde su diversidad microbiana es un cuerpo que no es saludable”, expresó el pediatra y académico ecuatoriano. 

En este espacio también participó el músico y docente Alexis Zapata, director del grupo ecuatoriano “El ensamble del viento”, quien deleitó a los asistentes con una exposición sobre el proceso creativo de la obra musical “Danzando con las bacterias”, en la que además, recalcó la importancia de las bacterias para la existencia de los seres vivos.  

Por su parte, la docente de la Escuela Superior de Medicina de la Universidad Nacional de Mar del Plata, Florencia Gregorio, indicó que “el estado de la microbiota humana tiene un vínculo directo con la salud-enfermedad, por lo que es indispensable identificar los factores que pueden equilibrarla y desequilibrarla”, señaló. Además, dio un recorrido sobre los alimentos y prácticas que contribuyen a la salud de la microbiota.

Al final del taller, se generó un diálogo entre los participantes, quienes se mostraron muy interesados en intercambiar ideas sobre la alimentación, la relación entre microbioma-cerebro y la música como forma de conocimiento sobre el mundo microbiano. 

Salud y comunidades: diálogos interculturales

Dentro de la riqueza de actividades que se desarrollaron durante el Congreso, resaltamos el diálogo entre el epidemiólogo y filósofo italiano Gianni Tognoni y el Diaguita defensor de los Derechos de los pueblos originarios Marcos Pastrana, en la mesa de diálogos interculturales y biodiversidad, donde abordaron el tema de la crisis climática, las comunidades  y la salud.

Tognoni, exconsultor de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la selección y elaboración de políticas de medicamentos, advirtió que “el problema de la salud no es solo un problema médico”, sino que requiere ser abordado desde una “política cultural de alianzas”, que incluya el reconocimiento de los saberes de las comunidades y de los pueblos ancestrales. Además, señaló que es necesaria una epidemiología general “contextualizada con indicadores que crucen a las enfermedades con sus determinantes socio-económicos”, agregó el padre de la epidemiologia comunitaria. Al respecto, el referente indígena Marcos Pastrana, de la comunidad Diaguita de Tafí del Valle (Tucumán, Argentina), resaltó la importancia del diálogo intercultural no sólo entre seres humanos, sino también con la Madre Tierra. Hizo una profunda reflexión sobre la necesidad de pensar la vida desde la bio-diversidad puesto que “es la Madre de toda la creación y el principio de la ética y la estética natural de la vida”. 

Abordó las consecuencias nefastas del extractivismo desde la cosmovisión de los pueblos originarios como una problemática grave de salud planetaria, cuya herida se refleja en la ruptura de la “comunidad, continuidad e integralidad de los territorios”.  Además, Pastrana reivindicó los Derechos de la Naturaleza como “una ampliación de los Derechos Humanos” que trasciende en su importancia a todos los seres vivos y a la Madre Tierra, y aseguró que el aporte que han hecho los pueblos originarios a la lucha socioambiental ha sido presentar la cosmovisión “del buen vivir, la unidad con los territorios y la interculturalidad”, concluyó el defensor de los Derechos de los pueblos ancestrales. 

Reconocimiento a defensores de la Salud de la Madre Tierra 

En una emotiva jornada que suscitó emociones y fuertes aplausos entre los asistentes, por primera vez en la historia del Congreso se hizo un reconocimiento público a defensores y defensoras de los territorios, la biodiversidad y la soberanía alimentaria, por sus valiosos aportes para la salud.

El reconocimiento fue entregado a la bióloga, investigadora y activista ecuatoriana Elizabeth Bravo, referente de la organización Acción Ecológica y UCCSNAL y al defensor de la agroecología, Antonio Lattuca, precursor de la agroecología en Rosario, Argentina. 

Este reconocimiento, que tiene el nombre de “Carlos Vicente”, activista, investigador popular y defensor acérrimo de las semillas y la soberanía alimentaria, es además un homenaje a su legado que, debido a su prematuro fallecimiento en el año 2022, busca mantenerse vivo entre las organizaciones sociales que le siguen apostando a la vida y a la Ciencia Digna.


[1] Actividades pre-congreso: I Jornadas Argentinas de Pensamiento Crítico en Salud y Soberanía Sanitaria, el Taller de feminismos decoloniales, la Reunión de Pueblos Fumigados de la República Unida de la Soja, un Ciclo de Ecología, la Jornada de Agrotóxicos y Salud Reproductiva, Marcha plurinacional de los barbijos.

Relacionados

La metáfora a través del arte: del paradigma a la realidad

La metáfora a través del arte: del paradigma a la realidad

Entre la ciencia y la escencia de lo diminuto

Entre la ciencia y la escencia de lo diminuto

The essence of the conscious and the unconscious

The essence of the conscious and the unconscious

La esencia de lo consciente y lo inconsciente 

La esencia de lo consciente y lo inconsciente