12 Nov

Salud de los ecosistemas, tema del 30 aniversario de Laicrimpo

Con una amplia participación de representantes de varios regiones de Argentina, y de países como Uruguay, Paraguay, Brasil, Nicaragua y Ecuador, se realizó la inauguración del Encuentro por el 30 Aniversario del Movimiento Nacional de Salud Laicrimpo de Argentina.

El Encuentro, que debido a la emergencia sanitaria se desarrolló de forma virtual, centró su atención en el debate acerca de la salud de los ecosistemas, el cuidado de la salud de la Madre Tierra, y el Buen Vivir, como paradigmas para entender las interrelaciones entre la salud de los ecosistemas y la salud humana.

En la primera jornada, que inició el viernes 6 de noviembre, se realizó una ceremonia de inauguración con música, baile y rituales de los pueblos ancestrales. Posteriormente, inició la primera jornada de reflexiones en la que, a través de videos, se abordó la importancia del movimiento Laicrimpo y su incidencia en la salud de los pueblos de la región durante estos treinta años.

En este espacio participaron Alicia Alem del Movimiento Agroecológico de Latinoamérica, MAELA; Arturo Quizhpe, Director de ReAct Latinoamérica; Jaime Breilh del Programa Andino EcoSaludable; María Hamlin del Movimiento por la Salud de los Pueblos de Latinoamérica; Javier Souza Casadinho de la Red de Agroecología Para América Latina y el Caribe, RAPAL; Pablo Reyes, de la Asociación de Médicos Generalista de Buenos Aires; con la facilitación de Sandra Payán y Marcela Bobatto.

“La salud es un Derecho Humano, poniendo énfasis en el nivel de atención primario de salud y la promoción de salud, que nos permite tener proximidad con las comunidades y aboradrla de forma integral. Desde ese espacio promovemos la salud de los ecosistemas, entendiéndola como una sola”, expresó Pablo Reyes, quien aseguró además que no puede haber salud para las comunidades si el agua, el aire, el suelo y el ambiente están deteriorados.

Por su parte Javier Souza y Alicia Alem, coincidieron en la producción de alimentos sanos y la agroecología como propuesta alternativa a un modelo de agroproducción que está destruyendo la salud de los ecosistemas y alterando la salud de las poblaciones, debido al uso de agroquímicos y antibióticos. 

Participación de ReAct Latinoamérica

ReAct Latinoamérica participó con la presentación de un video que resume los 15 años del programa en la región, sus objetivos, visión y líneas de acción, así como los enfoques integrados en el abordaje para la contención de la resistencia bacteriana a los antibióticos.

El video pone de manifiesto la revalorización que hace ReAct Latinoamérica de los conocimientos populares y el empoderamiento de la comunidad para el buen uso de los antibióticos y el cuidado de la salud de la Madre Tierra, así como el rol que juegan los equipos de salud del nivel primario de atención.

Talleres simultáneos

El sábado 7 de noviembre, se realizaron varios talleres de forma simultánea. ReAct Latinoamérica, junto con el Centro Niño a Niño, desarrollaron el taller “Niños y Niñas como protagonistas de cambio en su salud y de la Madre Tierra”. 

El taller fue facilitado por Celine Woznica (EE.UU.) Coordinadora de Child to Child para la región de las Américas; Silvina Alessio (Argentina) como responsable del programa de la Alforja Educativa de ReAct Latinoamérica y Niño a Niño; y, Mónica Morocho (Ecuador) educadora.

El taller puso énfasis en los procesos para la elaboración y ejecución de proyectos relacionados a la salud escolar con la participación de la niñez. Se hizo incapié en la participación, basada en la escalera de Roger Hart que identifica ocho niveles, como paso previo para la priorización de los problemas que les interesa abordar a las niñas y los niños.  

Posteriormente se socializó la metodología Niño a Niño para la intervención en proyectos de educación en salud con la niñez. Los pasos de la metodología son escoger, investigar, planificar, actuar y evaluar. En cada uno de estos es importante la participación de niños y niñas para el éxito del proyecto.

Finalmente, se dio a conocer la Alforja Educativa como una herramienta para la promoción de la salud. Con actividades lúdicas, se integra al currículum y se complementa con las otras áreas del conocimiento como las matemática, las ciencias naturales, el arte, el lenguaje, permitiendo aprendizajes significativos sobre el mundo microbiano, el cuidado de los antibióticos y la salud de la Madre Tierra.