29 May

La Alforja Educativa viaja a Rosario, Argentina, para participar del Encuentro Intercontinental para sanar la Madre Tierra

“Nos convocamos para mantener un diálogo
acerca de la salud de la Madre Tierra y la interrelación
de los seres humanos y las otras formas de vida:
animales, plantas, mundo microbiano y ecosistemas,
sin los cuales se pone en riesgo la existencia del tejido de la vida”

Durante el Encuentro la Alforja Educativa participará con las siguientes actividades:

1. Taller “Resistencia Bacteriana y Madre Tierra: la Alforja Educativa, una herramienta para la promoción de la Salud” (Actividad previa al Encuentro)

Un taller para compartir la Alforja Educativa y sus herramientas de participación infantil, reflexionar, debatir y conocer experiencias de implementación de este material educativo para abordar en las escuelas y comunidades la resistencia bacteriana a los antibióticos, el cuidado de la Madre Tierra y sus interrelaciones con el mundo microbiano.

Fecha: 4 de junio de 2019
Hora: 18h00
Lugar: Sede Gremio de los Docentes, AMSAFE
Coordinación: Silvina Alessio y Marianella Carrapizo – ReAct Latinoamérica

2. Video “Voces de los más pequeños”.

En el contexto del eje “Arte, Salud, Ciencia y Saberes Ancestrales”, que propone el II Encuentro Madre Tierra Una Sola Salud, será la oportunidad para realizar la presentación del audiovisual “Voces de los más pequeños” un video en donde podremos conocer las opiniones, percepciones, críticas,  reclamos y sueños de los niños y niñas de Australia, Ecuador, Perú y Argentina sobre la Madre Tierra y su cuidado. 

3. Experiencia: “Huerta Escolar y Mundo Microbiano: el alimento como medicina” 

Silvina Alessio – ReAct Latinoamerica. 
María Zorrilla – Programa Salud Comunitaria, Ministerio de la Comunidad de la Provincia de Formosa, Argentina. 

En el espacio del eje “Inteligencia y sabiduría comunitaria en el cuidado de la salud  y la producción de alimentos” reflexionaremos sobre la importancia de involucrar a los niños y niñas en experiencias que vinculen la alimentación saludable en los espacios educativos.

Con la propuesta de la huerta escolar, los niños y niñas pueden vivenciar la experiencia de cultivar los propios alimentos,  elegir responsablemente qué consumir, pero también pueden aprender a prepararlos de la mejor manera, sabiendo cuáles son los que tienen los mejores nutrientes para crecer sanos y así prevenir enfermedades infeccionas. 
Cuidando la huerta los niños y niñas también aprenden cómo las plantas y alimentos pueden ser nuestras medicinas, y que sanar el planeta es la forma de cuidar la vida de todas y todos.