01 Jun

Día de la Niñez, una oportunidad para cuidar la salud planetaria

Celebrar el Día de la Niñez nos debe mover a tomar acciones para garantizar sus Derechos mediante el cuidado del ambiente, pues la salud humana está en íntima relación con la salud de los ecosistemas.

Fotografía: Juan Carlos López, ReAct LA

“Siempre te he dicho que el mundo nos lo han prestado ustedes, los niños de ahora y todos los niños que nacerán después de ustedes»

En este Día de la Niñez, desde ReAct Latinoamérica queremos celebrar esta fecha con el compromiso de que sus Derechos se cumplan. El Derecho a la Salud no se expresa únicamente por más medicamentos o tecnología o contratación de personal médico, sino por cómo logramos una vida plena y saludable que vaya en relación al cuidado de la Tierra, la alimentación sana, buen uso del tiempo, etc.

En el 2017, la OMS presentó dos informes que ponen de manifiesto acerca cómo la niñez se ve afectada en su salud por factores ambientales. Alrededor de una cuarta parte de las defunciones de niños menores de cinco años son producto de la contaminación ambiental.

La principal causa de muerte infantil es producto de la mala calidad del aire. 570 000 niños fallecen por infecciones respiratorias, incluidas las neumonías. Alrededor de 361 000 niños y niñas mueren cada año por infecciones diarreicas, la mayoría de las cuales pueden ser evitadas si garantizamos el acceso a agua segura, saneamiento ambiental y cuidados en la higiene, es decir, pueden ser prevenibles.

La Resistencia Bacteriana también se encuentra ligada a lo anterior, pues la prevalencia de las infecciones respiratorias y diarreicas de origen bacteriano y la reiterada enfermedad en poblaciones pobres incrementan el uso de antibióticos, y por tanto, el riesgo de la diseminación de la RBA se hace evidente.

Los envenenamientos, también son la causa de muerte de alrededor de 200 000 niños y niñas, junto con las caídas y ahogamientos. Se conoce que en comunidades rurales en donde el uso de agrotóxicos es elevado, la tasa de envenenamiento y suicidios es directamente proporcional al uso de estas sustancias.

La pobreza y la inequidad en los sistemas alimentarios son otro factor para la vulnerabilidad de los Derechos. La desnutrición crónica en la niñez indígena del Ecuador supera el 50% en tanto que la obesidad alcanza cerca del 9% de niños y niñas de edad pre escolar y el 26% de la niñez en edad escolar. Las desigualdades en los servicios de salud en Chile también son evidentes, el 9% de muertes antes de los cinco años suceden fundamentalmente en familias pobres. La mortalidad neonatal en Bolivia se debe principalmente a las altas tasas de embarazo adolescente, pues el 18% de adolescentes entre 15 y 18 años han sido madres.

La desnutrición, el trabajo infantil, las actividades para conseguir agua o combustibles afectan directamente las capacidades de aprendizaje de niños y niñas. Todos estos factores, no solo vulneran los Derechos de la Niñez, sino que además ponen en riesgo el cumplimiento de los ODS planteados por la ONU hasta 2030 y que son de cumpimiento obligatorio de los gobiernos. El logro de otros factores permitirán mejorar el cumplimiento de otros ODS, como el 3 que promueve la vida sana y bienestar de todos a todas las edades, o el 4 que fomenta una educación de calidad.

Entonces, celebrar esta fecha nos debe mover a tomar acciones para garantizar los Derechos de la Niñez mediante el cuidado del ambiente, pues la salud humana está en íntima relación con la salud de los ecosistemas. Además, la niñez, por su condición de encontrarse en una fase de fortalecimiento de su sistema inmunitario y de desarrollo de sus capacidades física y mentales, se encuentra en una posición de vulnerabilidad frente a otros grupos humanos lo que nos obliga a que las acciones sean urgentes para cuidar su desarrollo integral.

Descarga el libro ¿Dónde jugarán las niñas? ¿Dónde jugarán los niños?